Uña de león (Carpobrotus edulis)




Esta planta pertenecía al género Mesembryanthemum, junto con otras 1000 especies parecidas. Sin embargo, esta y otras muchas se han agrupado recientemente en un nuevo género, Carpobroutus. La uña de león es una hermosa planta originaria de Sudáfrica que, por lo general, crece como planta decorativa. En el siglo XV se introdujo, probablemente sin control, en Europa. Es una planta extraordinariamente resistente y puede crecer en dunas, suelos pobres, laderas encrespadas, cornisas rocosas y en sitios donde muy pocas plantas crecerian. Además, es muy útil para estabilizar suelos. No obstante en algunas áreas ha tenido demasiado éxito y se ha establecido desplazando a otras especies autóctonas de la Zona. Actualmente se encuentra en California, México, Australia, sur de gran Bretaña, y sur de Europa. Aparte de poseer unas atractivas y brillantes flores, produce unos sabrosos frutos comestibles.

Descripción

Atractiva planta perenne extensiva, con una altura de entre 15 y 25 cm, y tallos trepadores que alcanzan los 3 m. Sus raíces se extienden por el subsuelo.
Hojas: perennes, suculentas, de color azul verdoso, cerosas, lisas, enteras, ligeramente curvadas, de entre 6 y 10 cm de longitud y entre 1 y 2 cm de ancho. Estas plantas realizan la fotosintesis de las crasuláceas, es decir, atrapan la luz durante el día, pero sólo por la noche abren sus estomas para absorber dióxido de carbono, que reacciona bioquímicamente con la luz para producir azúcar y almidón. Así no pierden la humedad como si abriesen sus estomas durante el calor del día, y esto les permite crecer en regiones secas y poder sobrevivir con poca agua.
Flores: de color amarillo limón o púrpura rosáceo. Muy atractivas, brillantes, con la típica forma de margarita, de 6 a 8 cm de díametro; cuenta con numerosos pétalos muy juntos entre sí, que nacen desde principios de primavera hasta finales de verano, sobre el tallo corto de la flor. Una especie muy parecida, la C. chilensis, a menudo forma híbridos con el diente de león, y resulta muy dificil distinguirlas. Las flores son monoicas y hermafroditas (poseen ambos sexos en la misma flor), así que sólo se necesita una planta para obtener frutos. Cuentan con cientos de diminutos estambres amarillos, con 8-10 estilos centrales y un ovario inferior. Polinización: por abejas u otros insectos.
Fruto: frutos carnosos, de color púrpura verdoso, marrón al madurar. Cuando ya están maduros y listos para la cosecha, empiezan a arrugarse. La carne se encuentra dividida en diferentes secciones, y tienen un sabor entre dulce y ácido; son mucilaginosos. Los frutos maduran entre finales de verano y finales de otoño.

Gastronomia

Los frutos son ligeramente mucilaginosos, dulces y algo ácidos. Deben estar maduros, de lo contrario resultan demasiado astringentes. Se comen frescos, y también sirven para hacer gelatina o conservarlos, además de elaborar mermeladas o dejarlos secar para su consumo posterior. Las hojas también se comen, usándose en ensaladas o como sustitutivo del pepino. Contienen un alto nivel de taninos, así que se deben consumir con moderación.

Salud

Los tallos se usan para tratar la diarrea y como antiséptico bucal. Algunos flavonoides de esta especie han demostrado poseer propiedades antibacterianas. También aumentan la eficacia de algunas células blancas (macrófagos) para combatir el Staphylococcus aureus; además, aumentan la función inmunológica de las células.

2 comentarios

He usado un poco de tu informacion en mi blog http://permautosuficiencia.blogspot.com.es/
Te he enlazado confio que no te molestara.
Un saludo

Al contrario, muchas gracias por tu interés.


EmoticonEmoticon