Esta planta es originaria de Madagascar y el sur de Asia. Sus frutos son muy populares en esa zona. Puede resistir condiciones secas e incluso ligeras heladas. Sus hojas son bonitas, perennes, brillantes y con numerosos frutos de color púrpura.

Descripción

Planta muy atractiva. Tupida y grande, puede alcanzar los 15 m. Tiene espinas afiladas en el tronco y muchas ramas. Estas tienden a arquearse y las puntas a marchitarse. Presenta un crecimiento bastante rápido, entre 1,5 y 2 m por año.
Hojas de color verde intenso, brillantes, coriáceas, ovaladas, 2-5,5 cm de longitud, delicadamente dentadas. Las hojas nuevas tienen un atractivo color bronce-vino.
Flores: blancas, pequeñas (unos 5mm de diámetro), nacen solas o en pareja. Generalmente salen a finales de primavera, principios de verano. Se necesita más de una planta para conseguir una buena cosecha. Algunos cultivos se polinizan solos, aunque el fruto suele ser más pequeño. Polinización: mediante abejas y demás insectos.
Fruto: redondo (entre 1,25-2,5 cm de diámetro), suave, brillante, de color rojo púrpura cuando está maduro. Su carne es de color entre naranja intenso y marrón claro; puede ser astringente si no está completamente daduro, y resultar un poco amargo. Posee entre 4 y 10 semillas. Produce gran cantidad de fruta. Tiene una textura parecida a la ciruela europea.

Gastronomía

Los frutos se comen crudos cuando están completamente maduros, o pueden usarse para hacer gelatina y mermelada de gran calidad. Algunos frutos pueden ser ácidos, por lo que es preferible cocinarlos antes de consumirlos.

Salud

La corteza en polvo mezclada con aceite de sésamo se aplica en las zonas con reuma; también puede utilizarse para hacer gárgaras. La infusión de las raíces sirve para tratar la neumonía. El zumo de hojas se utiliza para bajar la fiebre y para tratar la tos, la disentería y la diarrea.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada