Árbol de las pasas (Hovenia dulcis)






El "fruto" de esta especie es, de hecho, el tallo de la flor que crece hasta convertirse en una masa roja y marrón, después de florecer. El árbol de las pasas es originario de zonas húmedas y de las montañas de la China, por lo que los chinos conocen y cultivan este árbol desde hace siglos. Hace tiempo que su cultivo se extendió a Japón, Corea y la India, donde se explota por sus frutos comestibles y por su aspecto decorativo. Se importó a Occidente alrededor del año 1820. Es un árbol de tamaño medio, resistente, tienen unas hojas muy atractivas y en primavera da grandes cantidades de flores de color crema, hasta que crecen los tallos de las flores y luego caen del árbol cuando ya están maduras (las semillas no son comestibles). Cuando se comen, los tallos son dulces, parecidos a las uvas. Puede crecer en una gran variedad de climas y es muy atractivo, tanto solo como en grupo.

Descripción

De tamaño medio, crecimiento moderadamente rápido, es un árbol ancho (de 9 a 15 m de altura y de 5 a 8 m de ancho), tiene la copa redondeada y un solo tronco. Las ramas son elegantes. Crece más rápido cuando es joven. La corteza es gris, con surcos profundos y de color marrón oscuro por debajo.
Hojas: alternas, brillantes, grandes (unos 15 cm de longitud), atractivas, tienen forma de corazón, de color verde oscuro. En otoño pueden volverse amarillas.
Flores: aromáticas, verde y crema, pequeñas, aunque nacen en grandes y numerosos racimos (de unos 8 cm). La época de floración depende del clima: en las regiones más cálidas florecen a finales de primavera, aunque en las zonas más frías no florecen hasta finales de verano.
Son hermafroditas y autofecundables. Polinización: atraen a las abejas por su rico néctar.
Fruto: las "uvas" comestibles no son el fruto, sino el tallo de las flores maduras. La vaina de las semillas es muy seca y no es comestible. Una vez se ha llevado a cabo la polinización, la flor muere y la vaina y el tallo de la flor empiezan a desarrollarse. Se marchita hasta que está carnosa, grumosa y cambia de color para volverse roja y marrón. Es entonces cuando se puede recoger y comer. La vaina es redonda y pequeña y se vuelve marrón al madurar.

Gastronomía

Los tallos son muy sabrosos cuando se comen recién recogidos del arbol, y pueden acompañar a cualquier plato que tenga fruto seco, aunque los tallos de las "uvas" no tienen que secarse. Pueden guardarse en un lugar fresco y oscuro durante 2 meses, con lo que conseguirá mejorar su sabor. Saben a pasas crujientes y a manzana ácida. Pueden añadirse a postres y pasteles, o comerse como tentempié, con nueces. Los chinos preparan un extracto suave del tallo y las hojas que se añade a los caramelos. Las hojas se comen crudas, aunque la calidad puede varíar según el árbol.



This Is The Newest Post


EmoticonEmoticon