Limón (Citrus limón)




Existen muchas especies y variedades de limón, aunque hoy en día todas son híbridos entre diferentes especies de cítricos: no existe una especie "silvestre" original de limón. A menudo se desconoce el parentesco exacto entre estos híbridos. El limón común fue cultivado primero en Pakistán y la India. El limón "meyer", otro popular híbrido, es una naranja o mandarina cruzada con un híbrido de limón, y proviene de China. Existen muchos otros limones híbridos, incluyendo el limón rugoso (C. jambhin) y el limón dulce (C. limetta). Descubierto en un principio en el norte de la India, fue llevado después a Persia y más tarde a la región situada entre el rio Tigris y el Éufrates. A pesar de que el limón era apreciado en Roma en tiempos del Imperio, su cultivo noo se extendió al resto de Italia. Fueron los árabes, a principios del siglo XVIII, los que llevaron el limón al norte de Árica y Sicilia (donde se sigue con su cultivo). Sólo llegaron a Francia y España en la época medieval. Más tarde, Colón los llevó a América, y fue durante estas laras travesías cuando se descubrieron sus propiedades curativas, tratando la enfermedad del escorbuto. Se convirtió en un cultivo popular en California a mediados del siglo XVIII. En la actualidad, el limón se cultiva por todo el mundo, siendo muy apreciado por su zumo, que se usa en la elaboración de multitud de platos, así como de medicamentos y cosméticos.

Descripción

El árbol alcanza una altura de entre 3 y 6 m y suele tener espinas en las ramas. A menudo forma una copa densa y redondeada de hoja perenne.
Hojas: perennes, alternadas, de color rojizo cuando son jóvenes y de color verde oscuro en el haz y claro en el envés cuando maduran. Tienen forma oblonga-elíptica, con un tamaño de entre 6 y 11 cm; son levemente dentadas y tienen pequeñas alas en los peciolos.
Flores: fragantes, solitarias o agrupadas, nacen desde la axila foliar, con el capullo de color púrpura. Las flores son monoicas y hermafroditas, con cinco sépalos cóncavos acabados en punta formando un cáliz verde, y cinco pétalos blancos. Tienen multitud de estambres prominentes (20-40) con anteras de color amarillo intenso y un ovario superior. La flor del limonero suele nacer durante todo el año, aunque la mayoría lo hace durante primavera y verano. Polinización: por abejas y otros insectos. El limonero es una planta autofecundable y presenta buenos niveles de fructificación, así que sólo se necesita un árbol para dar frutos. No bostante, exceptuando los frutos polinizados que generan descendencia variable, algunas semillas pueden ser nucleares. Además, dependiendo de la especie, algunas flores no llegan a ser polinizadas.
Fruto: oval, con una rotuberancia en el extremo parecida a un pezón, de entre 7 y 12 cm de longitud. La piel (epicarpio) tiene un grosor de 0,6 a 1 cm, suele ser de color amarillo claro, contiene vesículas oleosas y despide un gran aroma cuando el limón está fresco. El interior (mesocarpio) es blanco, esponjoso, amargo y sin aroma. La pulpa (endocarpio) es de color amarillo pálido y se compone de sacos rellenos de zumo estrechamente unidos entre sí.

Gastronomía

El limón se corta en rodajas para acompañar todo tipo de platos, té y otras bebidas. El zumo de limón es una bebida muy refrescante, y se puede consumir fresco, concentrado o refrigerado. El limón se emplea en la elaboración de tartas, pasteles, galletas, chocolates, etc. También es la base de muchos conservantes y productos farmacéuticos. Unas gotas de zumo de limón hacen que la nata batida sea más estable. Si se añade zumo de limón a la carne, esta se volverá más tierna. Evita que las frutas o verduras con tendencia a oxidarse no adquieran un tono marrón. De los limones se extrae el aceite de limón, pectina y ácido cítrico. La piel externa se usa para la elaboración de todo tipo de platos.

Nutrición

Tiene buenos niveles de vitamina C: 46mg/100 g de pulpa. Contiene gran cantidad de ácido cítrico. La corteza del limón contiene monoterpenos, que actuan como poderosos antioxidantes, evitan que las células se vuelvan cancerígenas y ayudan a combatir la enfermedad activa. El zumo de limón se usa en todo el mundo como remedio diurético, astringente, antiinflamatorio y antiséptico bucal, laxante y para prevenir resfriados. Además, es efectivo en la lucha contra afecciones dermatológicas como el acné, los furúnculos, las picaduras de insectos y las verrugas. También se recomienda en cassos de reuma agudo. Recientes estudios en Arizona han demostrado que un té con cáscara de limón reduce el riesgo de cáncer un 70%.
La ingestión del aceite activa la circulación, aumenta el número de glóbulos blancos, combate la celulitis y produce sensación de bienestar general. Tiene propiedades antisépticas y antibacterianas. Además, estimula el sistema digestivo. Se puede usar como repelente de insectos y para tratar quemaduras solares.
Advertencia: dosis masivas pueden erosionar el esmalte de los dientes y hacerlos más vulnerables a las caries. Además, los aceites de la corteza pueden ser irritantes y causar dermatitis en algunos individuos.


EmoticonEmoticon